¿Está la bolsa descontando un escenario extremadamente optimista?

Fecha: 16/09/2020
Autor: Jose Basagoiti

En el gráfico adjunto (imagen 1), elaborado por BofA reserch investment, vemos la brutal divergencia entre capitalización del SP500 y ganancias corporativas de los valores que lo componen. El gráfico asusta porque la última vez que vimos tal diferencia fue en la crisis de las punto com, que derivó en una de las burbujas más importantes de la historia.

 




La situación no es la misma, a pesar de que ahora también estamos impregnados de dinero “barato y exceso de liquidez, dos factores muy propensos a crear sobrecalentameinto económico y burbujas. Sin embargo, no olvidemos que la bolsa no muestra resultados presentes sino expectativas de resultados futuros. Por ello, parece claro que la comunidad inversora espera una recuperación fuerte y rápida de esta recesión y está apostando al escenario más optimista, la masiva comercialización de la vacuna contra el Covid en los próximos meses. En caso de torcerse las cosas, algo que es una ventana de probabilidad a tener en cuenta, la divergencia tendería a cerrarse provocando potenciales correcciones severas en los mercados de renta variable.

¿Porqué decimos que es una ventana probable? Bueno, como muchos saben, somos hijos de nuestra historia y debemos analizar patrones pasados para analizar posibles comportamientos futuros. Las pandemias suelen dejar pautas repetidas, en la (mal llamada) gripe española, también vimos la aparición de vacunas milagro, políticos hablando de recuperación en V, datos falsos, negacionistas etc,

Al fin y al cabo, comportamientos similares en situaciones similares. Salvando las distancias, creo que es importante revisar la imagen 2, que muestra la evolución de la gripe y nos muestra que la euforia precoz (vencer la ola 1) no suele ser la mejor de las ideas.

Los mercados están cayendo en esa euforia precoz, ayudados por los gobiernos y los Bancos Centrales, pero ese exceso de confianza, que ha provocado esta enorme divergencia, puede traducirse en sobrevaloraciones muy fuertes y, por tanto, en potenciales correcciones futuras. Algo que repito, es una ventana de probabilidad.